RSS

Juegos de mesa o generadores de discusiones

09 Dic

Me he pasado el fin de semana en Olite, un pequeño pueblo en Navarra con un castillo parecido a los míticos de Exin Castillos. Como el tiempo no era nada del otro mundo y los planes no salían adelante se me ocrrió ir a buscar un Monopoly.

Curiosamente tardé menos de 3 minutos en encontrar una tienda con el juego. Bueno en realidad el Superpoly que es lo mismo con distinto collar.

Lo primero es comentar que siempre he jugado con las normas de mi casa (esto me recuerda a un monólogo) pero el otro día nos dio por leernos las normas y la verdad que es la última vez que lo hago, a parte de ser un tostón y complicado de entender (nunca dejes que un chimpancé escriba las instrucciones de un juego) era tan diferente que los 6 que estábamos jugando nos quedamos ojipláticos perdidos  al ver que NUNCA habíamos jugado como se supone que se juega.

Segundo: Se supone  que estos juegos están para pasar un buen rato, divertirse y esas cosas. Claro. No se lo cree nadie. Siempre acaba pasando lo mismo. Discusiones, piques y todo tipo de odios desatados. Por un puto juego con dinero falso. No soy capaz de imaginarme lo que podría haber pasado en caso de haberse jugado una timba de poker. Salimos en el telediario, el gente y algún que otro oscuro programa de la tele, en el apartado de sucesos. Veo a los vecinos diciendo:

– Se veía venir. Siempre colgaba la ropa sin escurrir.

– Eran muy buena gente, no me lo espreraba, etc etc.

Resumiendo: cuidado con los juegos de mesa, que son traicioneros. Quien avisa, Dios le ayuda y patada en los cojones.

pd: escuchad el monólogo que he puesto antes, merece la pena.

Anuncios
 
18 comentarios

Publicado por en 9 diciembre, 2007 en chorradas, mis cosillas

 

Etiquetas: , , ,

18 Respuestas a “Juegos de mesa o generadores de discusiones

  1. ktecho

    12 diciembre, 2007 at 19:29

    Pobre bliter. Lo hemos perdido al pobre 😦

    Cuando jugabamos a juegos tipo Quake 3 en red en el colegio mayor no nos pegabamos tanto, hombre. Nos matabamos virtualmente, pero poco más.

     
  2. bliter

    12 diciembre, 2007 at 23:40

    el mero hecho de perseguir a tus amigos con ametralladoras y lanzacohetes (a parte de otros elementos dañinos) crea una buena convivencia.

    aquellos maravillosos años…

     
  3. ktecho

    13 diciembre, 2007 at 09:45

    Pues si, parece una paradoja, pero el dinero (en el juego ese chungo) ha generado más discusiones que simplemente matarse unos a otros. Así es la vida… 🙂

     
  4. bliter

    13 diciembre, 2007 at 16:18

    De hecho cuando nos matabamos lo más que discutíamos era si alguien era muy camper o no.

    Oh my god, juegos violentos para evitar la violencia 😀

     
  5. Luisao

    13 diciembre, 2007 at 16:44

    Eso se debe a que no nos matábamos demasiado entre nosotros, más bien perseguíamos a un tal Bender (alias Teterdo).

     
  6. bliter

    13 diciembre, 2007 at 23:41

    Es que el teterdo se quedaba quieto mirando una esquina, era carnaza.

    lo divertido era ver donde andaba el teterdo y reventar tb a los que le seguían. 😀

    cuanto amor hay en esos juegos!

     
  7. Luisao

    14 diciembre, 2007 at 08:46

    ¿No querrás decir ANOR?

     
  8. bliter

    14 diciembre, 2007 at 09:05

    Algo así era 😆

    si es que me muero y no os educo, copón de ron

     
  9. Javo

    15 diciembre, 2007 at 00:10

    pues yo perseguía una zanahoria…

    El monopoli parecia tan complicado que creo que no jugue en la vida, bueno, creo que una vez; y eso que la caja que teníamos (¿tenemos?) estaba para el arrastre.

    Eso sí, al hotel metí horas y horas; también tenía dinero falso y encima tenía unos edificios super chulos, sin olvidar eso llamado “complejos recreativos”; ¡Díos! Que cultura transmitían esos juegos.

     
  10. Javo

    15 diciembre, 2007 at 00:21

    Antes de la llegada de las consolas también pase horas (yo creo que miles) jugando a un juego de cartas con coches, mitiquísimo; mmmmm, reconozco que cuando te tocaba un volvo (había dos, creo) estabas “un poco” jodio, jeje

     
  11. Javo

    15 diciembre, 2007 at 00:25

    Bliter, me estoy echando unas risas cojonudas con el pedrahita en youtube… jejeje, gracias.

     
  12. bliter

    15 diciembre, 2007 at 12:22

    Javo, el hotel es un gran juego, lo malo que los hoteles eran chungos de montar y se acababan jodiendo por todas partes.

    el juego de cartas era muy chulo y creo que casi todos hemos jugado a esas cosas N mil horas.

    Y por dios, deja de postear de tres en rtes! 😆

    me muero y no te educo!

     
  13. Javo

    15 diciembre, 2007 at 13:58

    ¿Tenías baraja con cartas de coches? Pues igual era la misma, ¿no? El Aston era el que más consumía; ¿qué modelo era? ¿Y el porche y el ferrari? Bua, estaba el R-25 de mi papaa… y un audi rojo…mmmmm.

    Jo Blit, lo de que los hoteles eran chungos de montar…

     
  14. bliter

    15 diciembre, 2007 at 16:22

    igual es que yo era más torpe que un muñeco con guantes de nieve pero eso era así

     
  15. Javo

    15 diciembre, 2007 at 17:20

    ¿no será, mejor dicho, un guante de nieve con muñecos?

     
  16. Javo

    15 diciembre, 2007 at 17:24

    mmmmmmmm.., ¡no!¡no!¡espera! se dice: “una nieve de guantes con muñeco”

    … o no, espera…

    (emoticono con los ojos mirando al Techo y un dedo en la barbilla)

     
  17. Javo

    15 diciembre, 2007 at 17:26

    jo, es que me aburro…

    qué Blit, ¿te acuerdas de ese aston martin o no?

     
  18. bliter

    15 diciembre, 2007 at 19:43

    si, era un aston martin curioso. creo que era el aston martin vantage. Pero no estoy seguro.

     
 
A %d blogueros les gusta esto: